us

Sífilis

Es una infección de transmisión sexual causada por una bacteria.

Es sencilla de tratar y curar, pero si no se trata a tiempo puede tener consecuencias graves. Puede no presentar síntomas y, por tanto, se puede transmitir a otras personas sin saberlo.

La sífilis se propaga por el contacto con llagas abiertas (generalmente durante el sexo). Si se deja sin tratar puede ocasionar serios problemas de salud, incluyendo daño cerebral y al sistema nervioso, infección de la sangre e incluso la muerte.

Fase primaria

2-3 semanas después del contacto sexual puede aparecer una pequeña úlcera, indolora y dura, en los genitales , ano o boca. Aunque no se haya tratado desaparece generalmente en 3-6 semanas. Si no se ha tratado, la infección continúa propagándose en el organismo.

Fase secundaria

Si no se trata, se inicia la fase secundaria, con manchas en la piel, sobre todo en las palmas de las manos y plantas de los pies. Suelen desaparecer espontáneamente.

Fase latente

Si continúa sin tratarse, se pasa a la fase latente en la que no hay síntomas. Sólo muchos años después pueden aparecer síntomas graves como dificultad para coordinar los movimientos, parálisis,  ceguera, demencia y enfermedades del corazón.

Mediante un análisis de sangre.

¿Cuándo debo hacerme el análisis?

Si tiene una úlcera en genitales, boca o región anal.

Sí su pareja ha sido diagnosticada de sífilis.

Una o dos veces al año si tiene prácticas de riesgo

La sífilis diagnosticada a tiempo puede ser tratada y curada fácilmente con antibióticos.

Para las personas que tienen sífilis que ha sido diagnosticada después de un año, puede ser tratada y curada con un curso de antibióticos más fuertes.

Informe a sus parejas sexuales recientes para que acudan a consulta.

Evite tener relaciones sexuales, incluso con preservativo, hasta que usted y su pareja reciban tratamiento y los síntomas hayan desaparecido, y así evitar que se vuelvan a infectar el uno al otro.

Los preservativos reducen el riesgo de infectarse aunque no lo eliminan totalmente ya que solo protegen el área que cubren.

La sífilis multiplica el riesgo de contraer el VIH

Si tiene sífilis y VIH, puede transmitir ambas infecciones más fácilmente.